Imprimir esta página
Lunes, 12 Marzo 2018 00:00

Margarita planea repetir el bloque de importados

 
Valora este artículo
(0 votos)
Darnell se convirtió en la carta crédito del pitcheo insular Darnell se convirtió en la carta crédito del pitcheo insular CORTESÍA

El alto mando de los Bravos esperaba lograr una tercera clasificación consecutiva gracias al aporte de su joven camada de peloteros criollos, pero la temporada terminó en diciembre, mucho antes de lo esperado y con un resultado para el olvido.

La gerencia ha analizado en las últimas semanas lo ocurrido en el campeonato 2017-2018, las causas de la eliminación temprana y la forma de enfrentar el próximo torneo. Todavía faltan conclusiones. El cuerpo técnico, por ejemplo, no ha sido ratificado, aunque todavía es posible el regreso del manager Henry Blanco y la mayoría de su coaches.

Otras cosas están más claras. Una fuente de la oficina insular adelantó que no planean ser muy activos en el mercado de cambios, a diferencia de años pasados. El proyecto que se diseñó en aquel entonces se trazó para contar con las piezas actualmente disponibles, siempre y cuando estén presentes y hagan el aporte de ellos esperado.

Las ausencias de nativos importantes, como el infielder Carlos Frey García y el cerrador Luis Ramírez, se unieron a la imposibilidad de contar con la pequeña legión de grandeligas de Margarita, especialmente el receptor Elías Díaz, el patrullero David Peralta y el camarero Wilmer Flores. Con una nómina bisoña, la más joven en la LVBP, tales carencias pesaron mucho y resultaron cruciales.

El bajón de figuras fundamentales, como Breyvic Valera y Daniel Mayora, completó el panorama desolador.

Las carencias en el roster criollo dejaron todo el peso en una importación que a menudo cargó con el club, sin poder evitar el mal resultado, de acuerdo con el balance que hacen los neoespartanos.

Varios de esos forasteros seguirán bajo la mirada de los Bravos, con la posibilidad de incluirlos eventualmente en la reserva e intentar su regreso para la zafra 2018-2019.

Al menos cinco extranjeros pasaron el examen de la gerencia: el inicialista Mauricio Ramos (.259 de average, 13 dobles, 25 empujadas), el jardinero central Cade Gotta (.338, con 23 robos y 40 anotadas) y el antesalista brasilero Leonardo Reginatto (.285 de promedio), además del abridor Logan Darnell (3.32 de efectividad en 65.0 innings) y el relevista Scott Maine (4 salvados y 28 ponches en 27.2 entradas).

La falta de producción puso a ese grupo bajo presión adicional y el resultado final fue la eliminación. Pese a ello, el análisis inicial apunta a insistir con el núcleo actual de peloteros nativos, en la idea de que la generación ascendente dará un paso al frente para volver a poner a los insulares en la ruta de los playoffs. (El Emergente)

Visto 894 veces